viernes, 24 de septiembre de 2010

As time goes by: el sombrero Fedora


"Para usar bien los sombreros hay que tener actitud", dice una de las páginas de la última Vogue USA (Octubre 2010), y no me caben dudas. Porque si bien se ven mucho en las pasarelas, en los negocios y en las revistas de moda, al menos en plena ciudad todavía nos resistimos al encanto de los sombreros. Quizás debería reescribirse el protocolo del sombrero: ¿se puede usar sombrero en la oficina? ¿Es de mala educación entrar a una casa ajena y no sacárselo? ¿Qué tipo de sombrero usar con un outfit muy formal?, entre otras preguntas que se nos podrían ocurrir.
Uno de los sombreros más encantadores es para mí el fedora (foto de abajo), que tiene una historia muy interesante, y que visto hoy día tanto en hombres como en mujeres se vuelve irresistiblemente vintage y sexy.


Dicen que el término se usó por primera vez en la obra de teatro "Fédora" (1882), de Victorien Sardou. En la puesta en escena que se montó en los Estados Unidos en 1889, la actriz francesa Sarah Bernhardt interpretaba a la princesa Fédora y llevaba un sombrero del estilo de los fedoras actuales.
Primero surgió como un accesorio fememino, y se usó en la década de 1890. Buscando registros fotográficos de aquel entonces, me topé con esta foto en la excelente http://www.fashion-era.com/, que fue tomada en Inglaterra alrededor del año 1900. Vemos a dos parejas jugando al golf, y uno de los hombres y una de las mujeres llevan fedoras. La otra mujer lleva otro tipo de sombrero, más grande, que me imagino que es de rafia.




Después encontré esta ilustración de una dama de fines del siglo XIX luciendo una galerita, que si bien no es un fedora, tiene ciertas características en común.


Y el cine siempre nos salva a los que amamos la moda de época: aquí está Winona Ryder en la piel de Mina en la película "Drácula" de Francis Ford Coppola (1992), luciendo también una galerita con un ala muy parecida a la del fedora. El vestuario alucinante de esta película es de Eiko Ishioka.



Pero la realidad es que el fedora duró poco en las cabezas femeninas: hacia 1919 pasó a formar parte de los accesorios masculinos, y hasta mediado de la década de 1960 fue muy popular entre los hombres de la costa este de Estados Unidos, luego cayó en desuso.

De este período todos tendrán en mente a Humphrey Bogart en "Casablanca" (1942), con un típico fedora.




Durante los '70 no se usó este sombrero, y fue recién en los '80 que resurgió de la mano del rey del pop, Michael Jackson, que lo usaba como parte de su coreografía. Yo era muy chica, pero nunca me voy a olvidar del furor que desató Michael Jackson con "Thriller" en 1982. Aquí en Argentina habían armado un programa de TV exclusivo para el músico, que lo conducía Domingo Di Núbila los lunes por la noche. Se acuerdan? En ese programa se estrenó el super video clip de "Thriller".





Ya en el siglo XXI, el fedora fue rescatado por la escena indie y bohemia (para ambos sexos), y más avanzado el siglo por las celebrities adoradas por Hollywood, como la británica Keira Knightley...


Y la francesa Marion Cotillard (que aquí no se le ve la cara porque está besando apasionadamente a su pareja, Guillaume Canet, pero sí podemos ver bien el fedora!!!!).




¿Cómo usaría hoy el fedora? Yo particularmente lo usaría con un look informal para el fin de semana. Con zapatos bajos, shorts, faldas cortas, jeans amplios tipo pescadores, remera y una cartera tipo bandolera. Por eso me encantó esta propuesta de Lorena (España) en su blog "Los outfits de Lorena" (http://loufits.blogspot.com/), que si bien no es exactamente un fedora lo que lleva, daría lo mismo uno que otro. Si leen su post del 24/09/10, allí sí tiene un fedora. Esta niña española ama los sombreros, y sí que tiene la actitud para lucirlos!!!!

Yo espero de una vez por todas animarme a usar sombrero... Ahora que estamos cerca del calor en el hemisferio sur, me pondría una fedora de rafia con una cinta oscura... Uy, qué lindo, ya me dieron ganas. ¿Alguno ya se animó a esta tendencia?
Un beso grande y hasta pronto!!!!!!

5 comentarios:

anitalorileira dijo...

Ay!! y yo que ando necesitando un sombrero!!

Este modelo es uno de los que mas me gusta!! Lo que pasa es que ando tan perdida con este tema...

Te mando un besote Marian!!

=)

Natalia Schump dijo...

"You must remember this
A kiss is just a kiss" ahh que temazo! adoro la version de Carly Simon!
hola Maru!! me encantan estos sombreros, se me habia ocurrido que en un principio eran para hombre solamente. Tambien me encantan los "panama" bien estilo cubano.La verdad yo no me animo a ponerme un sombrero, apenas tengo uno tipo "piluso" de Complot color salmon para un dia de verano al aire libre, pero nada mas, jeje. Creo que se fue perdiendo un poco no?se usan mas que nada por proteccion, antes era por elegancia y distincion, pero vos sabes que todo vuelve, dicen que el panama es tendencia ahora y vos tenes toda la actitud para llevar sombreros!! tenes muchos? algunos los conocimos en algun post.....un besote. PD: hoy es el curso de Cool Hunting no? como te fue? conta!!! conta!!!jeje

audrey73 dijo...

Hola Anita y Nati, mil gracias por pasar!!! Hoy por primera vez salí a la calle con sombrero: fui a una jornada de cool-hunting en "Espacio Buenos Aires" y me puse un sombrerito negro de rafia, que salió en una de las fotos que saqué de tapados vintage. Me sentí bastante cómoda, así que voy por más! Ya lo iré comentando en el blog: la jornada de cool-hunting estuvo muy buena como para tener un pantallazo general de lo que es este oficio, pero la información fue más que abundante y condensada, por eso necesito unos días para que todo lo que vi se acomode en mi cabeza. El profesor, Juan Martín Salazar, sabe muuuuuuuuuuucho. Y les aseguro que hay que saber bastante de todo como para ser un buen cool-hunter. Un beso para las dos!!!

matichica dijo...

Divino post, Marian! Yo soy pro sombrero, lo habrás visto en los últimos posts, no? Creo que resaltan la personalidad y dan un toque muy femenino a cualquier equipo... Me encantan los Panamá, son lo más! Besitos:>

Brenda dijo...

Me encanta cuando en tus posts tambien nos contás como se usaban antes las prendas y como evoluciono su uso, uniendo mis dos pasiones: la ropa y la historia