miércoles, 29 de mayo de 2013

Pequeña puerta de acceso a la Alta Costura

Fuente de Información: Documental "The Secret World of Haute Couture" (CB news)


Hola amigos, cómo están? Buen miércoles para todos! Muchas gracias por las cálidas palabras que me hicieron llegar a raíz del último post. Las aprecio muchísimo, no se imaginan cuánto...

Ahora vayamos al tema que nos reúne en este blog, la moda vintage. Y vayamos en particular a una disciplina dentro de la moda a la que muy pocos tienen acceso: la alta costura.

Imaginemos un mundo en el que toda nuestra ropa fuera hecha a medida por expertos sastres y modistas, en el que pudiéramos elegir diseños de la pasarela para luego adaptarlos a nuestros cuerpos y necesidades. Imaginemos un mundo en el que los más prestigiosos diseñadores internacionales nos recibieran con exclusividad en sus atelliers, y en el que las prendas no se produjeran en forma masiva, sino a pedido. Algo de esto y mucho más podemos encontrarlo en la alta costura, o haute couture en francés, o high fashion en inglés.


Diseño alta costura de Ungaro, años '70.






Hoy al hablar de alta costura pensamos en desfiles pomposos, al mejor estilo John Galliano para Dior, en diseños exquisitos y difíciles de usar en la vida cotidiana. Pero no siempre un diseño de alta costura es exuberante y despampanante. Veamos este ejemplo...



Diseño alta costura de Jean Patou, años '60












Qué tiene este Jean Patou de los años '60 de especial? Y, seguramente un género de excelente calidad (lana verdadera, no un poliéster que se llene de pelotitas!), costuras hechas a mano y una confección totalmente halagadora. Mucho más teniendo en cuenta que fue hecho exclusivamente para el cuerpo de su antigua dueña. O quizás sea el vestido que su diseñador mostró en pasarela: en el mundo actual, las clientas de alta costura que compran directamente la muestra de pasarela reciben un 30% de descuento. La que quiera un vestido hecho a medida y con arreglos especiales tiene que pagar caro, muy caro (hay vestidos que alcanzan los 100.000 dólares, según cuentan en el excelente documental "The Secret World of Haute Couture", disponible en You Tube).

Entonces, qué es lo que yace en el corazón de la alta costura?: la confección a mano, el uso de materiales naturales y costosos, la exclusividad y la satisfacción de que la prenda haya sido confeccionada sobre la piel de su dueña. Qué maravilla, no?   


Vestido alta costura de James Galanos, años '60.







Sin embargo, si uno piensa un poco en la historia de la moda, la ropa confeccionada a medida se hizo hasta no hace mucho: por ejemplo, durante mi niñez en los '70, yo recuerdo perfectamente que mi mamá se hacía ropa con la modista (y también nos hacía hacer vestidos para mí y mi hermana). De hecho, conservo unos tapados espectaculares de esos años, hechos a medida y de una calidad difícil de encontrar en la actualidad. Entonces, esas confecciones eran también Alta Costura?


Dior Haute Couture 1954.








Y, no, aunque no me caben dudas de que muchas prendas confeccionadas por modistas y sastres de barrio en los año '50 y en los '60 deben haber sido verdaderas bellezas, y muy lujosas para el ojo actual.


Vestido de alta costura anónimo, años '60.









Es que el concepto de alta costura, tal como se entiende hoy en día, es sólo para unos pocos, o mejor dicho para unas pocas: se calcula que en todo el mundo hay unas 200 clientas de esta modalidad, todas mujeres (una de ellas es la extravagante Daphne Guiness). De hecho, estas señoras conforman un club muy exclusivo, el cual no acepta nuevos miembros porque sí. Para pertenecer no sólo hay que tener el dinero suficiente para adquirir estas prendas, sino también contactos importantes, un título de nobleza de ser posible y un lugar destacado en la punta de la pirámide social. 



Un Ossie Clark de alta costura, años '70.






Las viejas clientas de la alta costura se quejan: antes los desfiles de alta costura eran más íntimos, sin tanta pompa ni celebrities. Hoy los desfiles son más parecidos a un espectáculo, y la música estridente y la muchedumbre nada tienen que ver con los modales de las coquetas señoras.


Traje Chanel de alta costura, años '60.






Otra característica interesante es que las coleccionistas de alta costura rara vez usan una misma prenda más que dos o tres veces, incluso atesoran prendas que jamás usarán. Como si de una colección de arte se tratara, llega un momento en sus vidas en el que estas exclusivas señoras donan toda su colección a museos. De hecho, para estas fanáticas de la alta costura cada prenda hecha a mano es una obra de arte. Nada más ni nada menos.


Nina Ricci demi couture, años '70. Una belleza, no?








Para pertenecer, además de todas las características antes mencionadas, hay que saber apreciar el arduo trabajo invertido en cada pieza, que puede llegar tranquilamente a ser de 150 horas.


Vestido y chaqueta de Valentino alta costura, años '70.







Como les decía, las piezas despampanantes que vemos generalmente en las pasarelas se adaptan luego al gusto de la clienta, quien conoce bien su cuerpo y sabe dar las indicaciones pertinentes en el "fitting room".... Qué mundo, no? Muuuuuuy lejano a nuestra realidad del Ready-to-Wear...


Jacques Fath alta costura de 1954.





Y bueno... A quién no le gustaría usar alta costura las 24 horas? Lamentablemente, la época de esplendor de la alta costura terminó hace rato (tuvo su pico a fines de los '40 y principios de los '50, luego de la segunda guerra mundial y de la mano del New Look de Dior), dándole paso a la producción masiva de prendas. Hoy, son poquísimas las casas que pueden mantener esta tradición tan costosa pero prestigiosa. Bien por ellas!   

Muy bien amigos, espero que les haya gustado el recorrido de hoy y que me dejen sus comentarios o sugerencias, si tienen un minuto. Todo es bienvenido!!! Los que tengan ganas de ver más fotos vintage pueden ingresar los miércoles y viernes a la página de Facebook del blog. En lo posible, trato de subir fotos que no han aparecido nunca en el blog. Les dejo un beso grande, hasta la semana que viene!!!!!

7 comentarios:

Ana Ruiz dijo...

Te felicito por tu blog y por tu trabajo de investigación. Hay mucho trabajo detrás de un traje! Un beso,
Ana

Jane B. de Bolsos y Carteras dijo...

WOw! Me morí con los vestidos vintage haute couture, tengo que ver ese documental ya. Excelente el blog como siempre.
Y ahora también Facebook! :)
Besos.

matichica dijo...

Maravillosos vestidos, increíbles creaciones. Adoré el valentino, como siempre, porque es muy atenporal.
Qué genial todo lo que encontraste, besitos Marian!

Natalia Schump dijo...

que interesante tu post Mari. Nunca ví ese documental, lo anoto YA!
Me derretí con todos esos vestidos y confieso que el blog "decadesinc" lo conocí gracias a vos, es imperdible para las adoradoras del vintage!
Mi tía abuela fue modista toda su vida, trabajaba en su casa y para marcas importantes de ropa, hasta confeccionaba vestidos de novia! De ella tuve en mi infancia algunas prendas que recuerdo con cariño y que participaron en alguna foto familiar. Una camisa con alforzas, una camisa sin mangas escocesa con volados,un vestidito.. creo que todas sus hijas, sobrinas, nietas e incluso sobrina-nieta como yo, tuvo alguna de sus magníficas creaciones.Era una genia realmente, como siempre digo, coser es un don. Y en esa época no existía la carrera de diseño de la Uba. Aprendían mucho a ojo, con algún maestro, de las revistas o con talento puro.La modista era como una diseñadora de hoy, con la diferencia que ella cosía todo lo que se le ocurría, hoy en día muchas personas diseñan pero mandan a coser a talleres, en fin, es un tema aparte. Que telas las de antes no?la seda, el lino, el algodón. eran 100% puras!un día llegó el polyester y chau chau adiós a la ropa de calidad.
Buen finde preciosa, viva el vintage!!

Gisele dijo...

Excelente post; Dior de los 50's, que placer, aunque sea verlo...Gracias por el dato del documental. Besos!

Evelyna Callegari dijo...

Qué finor!!!
Un placer!!!

princesa jazmin dijo...

Vaya Marian, ni siquiera imagino lo que sería vivir en un universo como el que describes, pero creo que sería fabuloso.
Mi abuela era modista y mi mamá un tiempito en su temprana juventud, recuerdo vagamente a las clientas de mi abuela venir a probarse sus vestidos, y los moldes y elementos de costura regados por allí...al parecer ahora ya casi desaparecieron las modistas de barrio, lástima porque era todo un ritual y un signo de época.
Pero esto es alta costura, y hay que tener mucho dinerito, eh?, qué bellas piezas que nos muestras!
Muy buen post!Besitos.
Jazmín.