miércoles, 9 de octubre de 2013

Grace Coddington y Helmut Newton: 1973

Fotos: Vogue Británica octubre de 1973 - Copyright Condé Nast - tomadas de www.ciaovogue.com

Fuente de información: "Grace: memorias", Grace Coddington. Turner Publicaciones, 2013.


Hola amigos, cómo están? Buen miércoles para todos! Hoy vamos a compartir una producción publicada en la Vogue Británica en octubre de 1973, fotografiada por el gran Helmut Newton y con el estilismo de Grace Coddington, quien por aquel entonces apenas pasaba los 30 años y ya prácticamente había dejado su carrera de modelo para dedicarse a la edición de moda.

En sus memorias, Grace cuenta algunos detalles del backstage de estas fotos: el concepto de las imágenes se le ocurrió al propio Helmut y consistía en "recrear un cóctel ligeramente decadente alrededor de una piscina".

Para ello, todos se dieron cita en un hotel en Saint-Tropez, cerca de la casa que tenía el fotógrafo en aquellos pagos. Por lo que he visto en revistas de moda de los '70, se utilizaba bastante el recurso de mezclar hombres y mujeres en las producciones, vinculándolos a través de gestos seductores y sensuales. Tanto en estas fotos como en otras, en las historias recreadas vemos a un galán rodeado de mujeres que parecen disputarse su atención...  Un enfoque bien machista en revistas para mujeres.  




Según cuenta Grace, las modelos llegaron con unos días de anticipación para ir bronceándose, mientras ella se dedicaba a preparar la ropa, que no la entusiasmaba en lo más mínimo.
  





Al parecer, al analizar bien la locación, el vestuario, la historia y los modelos, Newton se dio cuenta de que estaba ante un verdadero tedio editorial, así que le dijo a Grace (que recordemos que era la editora de moda de la nota, no otra cosa): "Esta historia me aburre. Creo que te voy a poner a ti en las imágenes para darle más interés".




Y lo bien que hizo: observen el contrapunto que hace la piel pálida de Grace en el medio de tanto bronceado... Grace parece una intrusa en esa fiesta, una colada que se está tomando la atribución de meterse en la pileta mientras lo demás visten de riguroso cóctel... El foco de atención está puesto en esa pelirroja blanca como un fantasma, y de paso vemos la ropa.




Y aparentemente esta inesperada y pálida presencia no les hace mucha gracia a las otras muchachas, que la miran con un poquito de resentimiento...




Una producción de fotos que prometía ser un embole terminó convirtiéndose en una historia cinematográfica: aparece esta pelirroja de no sé dónde y no sólo es el foco de todas las miradas sino que además se queda con el único hombre de la fiesta... La decisión de Helmut Newton de incluir a Grace en las imágenes cambió por completo el curso de la nota. Esto sí que me gusta, una visión menos ingenua de la moda!!!




Y, qué les pareció? Probablemente esta producción tenga más fotos, pero en el escaneo que encontré están sólo estas... Me encantaría ver la historia completa! Como se imaginarán, recomiendo fervientemente el libro de Grace no sólo por sus vivencias en la moda sino por sus vivencias en general y por su particular forma de relatarlas.

Muy bien amigos, esto es todo por hoy. Cualquier comentario que quieran dejar será bienvenido, hasta la semana que viene!!!! 

4 comentarios:

*M* dijo...

Hola Mariana! hacía mucho que no comentaba..pero siempre estoy al tanto pq te sigo en facebook.
Me encanto la nota, y de verdad, la inclusión de la genia de Grace cambió toda la producción, y la historia del editorial. Además, ella solo con un traje de baño negro..su piel y cabello...nada más necesito para ser el foco de atención. Besos!

Natalia Schump dijo...

ay me muero con la foto de Grace en la pileta, que actitud!! se lleva la foto!!

matichica dijo...

Viste lo que es ese libro??? Una maravilla!!!!
Amé la producción y esa genialidad de incluirla a ella, tan exótica y diferente a todas...
Me encanta que retomes pasajes del libro y armes posts con las historias detrás de cada trabajo que Grace reseña, te animás a hacer más? Claro que sí!!!

Making Makeup dijo...

Qué interesante historia y qué bien contada...muchas gracias...