miércoles, 11 de mayo de 2011

Paz

Fotos: Dorrans Saeks, D.- Taschen, A., "Seaside Style", Taschen.



Hola amigos!!!! Vuelvo a postear y a pensar en temas vintage para compartir con ustedes.


Había dejado de actualizar el blog porque en marzo me enteré de que estaba embarazada, y realmente me sentía muy desganada y mareada. Hace poco más de dos semanas, perdí el embarazo, así que bueno... Qué mejor que hacer algo que uno adora para esquivar la tristeza? Creo que es la mejor idea.


Y cuando uno pasa un mal momento, piensa en los lugares a los que se escaparía para descansar y tener paz, y yo pensé en el mar, que me apasiona. Pero el mar solitario de invierno, no el infectado de turistas de pleno verano. Y justo encontré un librito de Taschen con interiores de casas de diferentes partes del mundo que tienen en común su cercanía con el mar... Obviamente, elegí cuatro imágenes en las que prevalecieran los detalles vintage, y que me transmitieran mucha paz.


Perdonen la desprolijidad del escaneo de la doble página del libro, pero creo que las imágenes se aprecia igual.



Interior de una casa en Jutlandia, Dinamarca.




Interiores de una casa en Cadaqués, Cataluña, España.







Interior de una casa en Sag Harbor, New York, EEUU.





No les dio la impresión que todos estos interiores podrían pertenecer a la misma casa? El vintage tiene un lenguage tan universal que puede usarse en cualquier parte del mundo.


Voy a retomar mi rutina de entrar y comentar en los blogs amigos. Ojalá ustedes tengan ganas de volver a acompañarme... Un beso y hasta la próxima!!!!!!!!!!

9 comentarios:

matichica dijo...

Mariana querida:
lamento la pérdida y entiendo tu estado... Una buena es pensar que por algo suceden las cosas, tal vez hay otros planes que te irán surgiendo ahora y el bb llegará más adelante... ánimo!
Hermosas imágenes, realmente despiertan paz y tranquilidad... te abrazo fuerte, acá estamos, amiga:>

Anónimo dijo...

Lamento, lamento , lamento!!! ánimo, cuado creemos que todo está bajo control la vida nos demuestra quién manda...besos.! Aquí estaré...
Lau

princesa jazmin dijo...

Querida amiga, qué decirte que no sea desubicado?solamente desearte lo mejor para el futuro y que sepas dentro de tu corazón que todo sucede por alguna razón.
Estoy aquí para acompañarte, aunque sólo sean palabras y una vaga presencia virtual, pero te considero una amiga como si fueras de carne y hueso para mí.
Coincido en que la mejor manera de encontrar algo de paz es dedicándote con más empeño a las cosas que amas.
Hermosas imágenes y bellísmos muebles vintage, puedo imaginar perfectamente el aspecto de esa casa a orillas del mar.
Fuerza entonces y cuentas conmigo.
Un abrazo fuerte.
Jazmín.

Kathya Stryzak dijo...

Hola Mariana..te extrañava!! como vos estas'?? y el nene???
adorto decoracion asi!! mi sueño es tener una casa para decorala asi!! beijos

Solcito dijo...

Marian querida, desde aca un beso y abrazo enorme para vos y tu marido. No puedo imaginar como se sienten pero ojala entre los dos se apoyen mutuamente y sigan adelante

Te estaré esperando como siempre!

Natalia Schump dijo...

hola Maru, en estos momentos pocas palabras sirven de consuelo, lo importante es el apoyo de la familia, la contención es muy importante en estos momentos y coincido con las sabias palabras de Mati.Besote y cuidate si?

audrey73 dijo...

Millones de gracias chicos por sus hermosas palabras y por haberse tomado la molestia de leer el post!!!!!! Mil disculpas a todos por no haberlos leído en estos últimos meses. Ahora que estoy mejor y con ganas de postear otra vez, voy a volver a disfrutar de sus blogs. Besos y gracias otra vez, de verdad!!!!!!

Dorothy Vallens dijo...

Hola Marian, como fiel lectora no puedo dejar de mandarte un abrazo, aunque no nos conzocamos, y decirte que seguro algo mejor vendrá, que no pierdas las esperanzas! y que estés tranquila, acá te esperamos las lectoras! y las adoradoras de lo vintage! y gracias por compartir con nosotras lo que te pasa. Las casas son soñadas! beso!

El Marques Deco dijo...

CLARO que vamos a volver a acompañarte porque nunca te fuiste y siempre esperamos tu vuelta.
Lástima haya sido con no tan buenas noticias...pero adianchi de todas formas...yo también estuve en cama 12 días con un stress tremedo que no me dejaba levantarme.
Besos
Lau