domingo, 6 de junio de 2010

Los mejores amigos de una mujer

Fotos (menos la cuarta empezando desde arriba) e información: tomadas del libro de dos tomos "Moda. Una historia desde el siglo XVIII al siglo XX. La colección del Instituto de Indumentaria de Kioto", Taschen (edición en español), 2006. Autoras: Akiko Fukai, Tamami Suoh, Miki Iwagami, Reiko Koga y Rii Nie.
¿Si viéramos estas carteritas en algún local de accesorios, por qué nos llamarían la atención? ¿Por antiguas o por preciosas? ¿Porque parecen la triste herencia de nuestra bisabuela o porque nos resultan exquisitas? Los bolsos joya no son exclusividad de los tiempos que corren... Tienen su historia.


Bolsos de autor anónimo, hacia 1910. Hechos con cuentas polícromas (página 347, tomo II).

Aprecien el cierre metálico, una belleza. Estamos hablando de plena Belle Époque, cuando las señoras aún usaban apretados corsets que les marcaban la silueta de "S". En esos tiempos no era mucho lo que había para llevar, hoy nos resultarían incómodos para la oficina teniendo en cuenta la billetera, el monedero, el portacosméticos, las llaves, el celular, el paraguas, el paquete de pañuelos de papel, los anteojos de sol, los de lectura, la agenda, la crema para manos, las gotitas para los ojos, etc, etc. Sí, las mujeres en la actualidad salimos con la casa a cuestas!




Bolso de noche. Etiqueta: Faucon (París), década de 1910. De lamé con cordoncito de seda (página 445, tomo II). ¿Se lo imaginan para una fiesta con zapatos dorados, o de charol negro? No sé si muchos se darían cuenta de que este bello bolsito tiene ya un siglo de vida.


Este es mi modesto aporte: un bolsito de rafia (chiquito, pero el celular, un poquito de plata y las llaves caben!!) que conseguí hace cinco años en la feria de antigüedades del barrio de San Telmo (Buenos Aires). Me dijeron que era de la década de 1920... Sólo Dios sabe si es verdad, pero un airecito vintage tiene, no? No tiene ninguna etiqueta.




Otro aliado imprescindible: los zapatos. Este modelo de la década de 1920 me parece apropiadísimo para la actualidad: toma bien el pie, el taco es cómodo y la punta es redondeada y elegante. ¿Qué más pueden pedir nuestros pies para transitar por las difíciles callecitas porteñas?
Zapato de André Perugia (París). Década de 1920. Brocado de plata y lamé (página 444, tomo II).


Según este excelente libro de Taschen, en la década de 1920 se acortan las faldas y los zapatos empiezan a cobrar protagonismo. Bueno, parece que ese protagonismo siguió en aumento y continúa vigente en pleno siglo XXI, no?

Amamos a Christian Louboutin, a Jimmy Choo y a Manolo Blahnik... Pero miren lo que son estos tacos con incrustaciones de falsa pedrería. Me los imagino en unos imponentes zapatos de tango.
Tacones de autor anónimo. Hacia 1925. De madera con pintura al esmalte y resina, decorados con incrustación de falsa pedrería (página 445, tomo II).




Me pareció lindo rescatar estos ejemplares de carteras, zapatos y tacos que, les puedo asegurar, hoy por hoy usados en la calle o en una fiesta causarían admiración. Quizás alguien haya tenido la suerte de heredar una cartera o un par de zapatos de este estilo (desde ya, mi más tierna envidia). Hasta prontito!!!!

6 comentarios:

matichica dijo...

Yo también tengo ese libro y me pierdo en sus páginas... Cuántos tesoros, no? No tengo la suerte de heredar algo tan bello, pero he usado una carterita con bolitas que pertenece a mi suegra y que es linda, de los años '40. La tuya de rafia es preciosa! Besitos:>

audrey73 dijo...

Hola Mati! Por favor, mostrá la carterita en tu blog (si es que ya no la mostraste), me encantaría verla! Sí, ese libro es inagotable, hay mucho para ver y adorar. Un beso y gracias!!! Espero tu post de mañana.

Anónimo dijo...

Hola, me da gusto ver este nuevo blog tuyo, ¡¡¡¡felicidades!!!!
Qué hermosos los bolsos, aunque como bien dices, imprácticos actualmente, el tuyo de rafia está lindo y los zapatos me encantaron y esos tacones están fabulosos.
La verdad no parece que tengan tantos años. Como soy ignorante del tema me gustaría sugerir un tema: el de conservación de ropa vintage, es decir, cómo hacen para tener esa ropa tan linda y antigua sin que se maltrate...
Besos y me alegro del regreso :-)
Blanca

audrey73 dijo...

Hola Blanca! Bienvenida! Qué buena la sugerencia que me das. Cuando visite alguno de los locales vintage aquí en Buenos Aires voy a averiguar cómo se hace para mantener la ropa a lo largo de los años. Un beso y gracias por escribir!

Natalia Schump dijo...

hola MAri, como me gustan las carteritas con cierre pellizco!! y sobre todo si están bordadas con piedritas, yo tengo una que era de mi abue con cierre dorado, bordada con mostacillas y lentejuelas en tonos marfil, es un amor!! y tiene una cadenita dorada para llevar colgando de la mano o el brazo, muy cortita y la podes "esconder"adentro, para mi es un enorme tesoro!!! besitos

audrey73 dijo...

Hola Naty! Describís esa carterita de tu abuela y suena muy actual... Todo vuelve!!!!! Un beso!!!