martes, 31 de agosto de 2010

Caminando por nuestra propia alfombra roja, según Rachel


Foto Rachel Zoe: www.rachelzoe.com (sección "Pics") - Fotos alfombra roja: www.style.com



Uno de los mejores capítulos del libro de Rachel Zoe "Style A to Zoe. The art of fashion, beauty & everything" (Grand Central Publishing, 2007) es sin dudas "Life is a red carpet" ("La vida es una alfombra roja").

Rachel parte de las premisas de que no hace falta ser famoso para vivir un momento de alfombra roja y que "cualquier motivo para vestirse bien es absolutamente razonable". No podría estar más de acuerdo con Rachel, tiene toda la razón.

Por ejemplo, hace un par de semanas con mi grupo de trabajo presentamos un libro sobre mercado de capitales (del cual fui la correctora, y mis compañeros y jefa los autores). Si bien la presentación era sencilla y sin demasiadas pompas, para mí era un hecho que merecía festejo (ya que ese libro resumía dos años de trabajo intenso), y por lo tanto ameritaba vestirse muy bien, no de largo pero sí de cóctel. Pero no todos lo entendieron de la misma manera, y yo me sentí demasiado bien vestida con un tapado dorado y stilettos, de hecho todos me decían "pero qué elegante, cómo brillás!". Estaba demasiado bien vestida pero me sentía halagada y cómoda, porque estaba convencida de la elección que había hecho. Estaba segura de que el motivo de la celebración bien lo merecía.

Por eso me siento muy identificada con este capítulo (el dos) del libro de Rachel. Según ella, una vez que elegiste qué ponerte para determinado evento, no te tenés que sentir inseguro ni dar excusas. En caso de ir a una fiesta o lo que fuere demasiado bien vestido, ¿qué es lo peor que puede pasar?, se pregunta Rachel Zoe, ¿que seas el que mejor se ve en el salón? No es tan dramático, no?

Este post va acompañado de fotos de clientas de Rachel, todas celebridades de Hollywood, en diferentes alfombras rojas. Rachel sí que sabe cómo favorecer a sus chicas, no les parece?


Jennifer Garner con un Valentino vintage, en la entrega de los Oscars de 2004. Este vestido no podría gustarme más...


"Vestirse bien tiene que ver con celebrar, con vivir la vida [...] Podría ser para un aniversario o para un cumpleaños, para festejar un ascenso en el trabajo o para una animada reunión con amigos. Sea la ocasión que sea, deberías vestirte como si significara algo", apunta sabiamente Rachel.

Ahora bien, entremos de lleno a los consejos que da Rachel a la hora de vestirse para un evento:

- Para tener un momento de "Cenicienta", dice la estilista, no es necesario llevar Alta Costura. Nos podemos hacer un vestido con una modista o podemos usar vintage. "El truco radica en encontrar algo que te haga sentir hermosa", sintetiza Rachel.
- Antes que nada hay que hacer un inventario de toda la ropa y accesorios que uno tiene para fiesta, y sin dudas hay que prepararse el outfit con tiempo, no dejarlo para último momento.

Jennifer Garner en Armani en la última edición de los Golden Globes



Los básicos para una fiesta, según Rachel:


1) Vestido negro clásico, 2) Zapatos con taco en color nude o de charol negro, 3) Brazalete dorado, 4) Un lápiz labial rojo perfecto, 5) Medias de red y panties negras y 6) Un chal o capita que sirva para todas las estaciones del año.


Un consejo muy interesante: cuando uno se prueba ropa para una fiesta, sacarse fotos con el outfit puesto, ya que la cámara no miente!

Anne Hathaway con un hermoso vestido de Armani Privé



Es muy probable que en una fiesta nos saquen fotos, así que podemos aprender las mejores poses de nuestras musas, las celebrities:
- Pose ideal: un brazo sobre la cadera y el otro estirado (estómago adentro y hombros hacia atrás), y girar ligeramente hacia un costado.

- Cara: levantar el mentón (lo cual disimula la papada!), pero no mucho, porque si lo hacemos se van a ver demasiado las fosas nasales! Si queremos que el foco esté en los ojos, hay que bajar la cabeza. Mantener los labios parcialmente abiertos o sonreír generosamente. Ante la duda, siempre sonreír.

Guau... Una sensual Anne Hathaway con un Marc Jacobs


Con un Valentino impecable




La realidad es que nosotros no tenemos estilista, y nos tenemos que arreglar solitos cuando tenemos una fiesta, no? En estos casos, hay que convertirse en un comprador inteligente, aconseja Rachel. Con esto la estilista quiere decir que debemos ponernos como objetivo amar todo lo que tenemos en nuestro guardarropas, y eso implica comprar cosas porque realmente nos encantan, las necesitamos y las vamos a usar. Parece una verdad de Perogrullo, pero muchos de nosotros compramos ropa y accesorios "por las dudas" o "porque estaban a buen precio", y terminamos acumulándolos en el placard. O me equivoco?


Kate Beckinsale vestida por Atelier Versace





Como buena observadora que es, Rachel afirma que la moda hoy es una mezcla de piezas caras con económicas: podemos combinar un vestido barato con unos buenos zapatos de marca, y listo. Además, siempre está la posibilidad de aprovechar las liquidaciones (bueno, en Buenos Aires estamos en plena manía de los outlets de las grandes marcas) y de comprar vintage.

Con un Luisa Beccaria



Con un imponente Marchesa




Preparándonos para una fiesta: es fundamental averiguar cuál es el código de vestimenta (dress code) del evento. Algunas veces está indicado en la invitación, y otras no, así que hay que considerar el lugar en el que se realizará la reunión:
Si se hace en un salón: la vestimenta debe ser formal
Si se hace en la casa de un amigo: la vestimenta es informal
Si se hace al aire libre: optar por telas más livianas y siluetas cómodas.
Para eventos de día: preferentemente no usar satén ni otras telas brillantes (aquí no concuerdo tanto con Rachel, porque a mí el brillo me gusta en cualquier momento del día! Pero igual se entiende lo que ella aconseja), y resistirse al negro.
Ante la duda, siempre es preferible ir bien vestido.


Joy Bryant sencilla pero glamorosa con un Missoni



A la hora de vestirse para una celebración, Rachel aconseja tener muy en cuenta a los anfitriones: más allá de que ellos sean muy informales, nosotros los invitados deberíamos ir bien vestidos, por una cuestión de respeto a las personas que tan gentilmente nos participaron del evento.

Por último, y como idea general, hay que entender que uno asiste a fiestas para divertirse, no para estar preocupado por lo que lleva puesto. Por eso lo más conveniente es sentirse cómodo tanto por fuera como por dentro, y evitar prendas que nos traigan problemas (faldas demasiado cortas que nos obliguen a estirarlas a cada rato, o ropa demasiado transparente, por ejemplo).


También con un Missoni. Aquí se nota la influencia boho-chic de Rachel




Lo que me encanta de este libro es que se adapta a cualquier persona, aunque la fuente de inspiración de Rachel sean las celebrities. Rachel sabe bajar muy bien a la realidad lo que sucede en la estratósfera del jet set, y nos ayuda a disfrutar más de la vida y a ser más positivos a través de lo que elegimos para ponernos, lo cual no es poca cosa.
Perdón por la extensión del post (el que haya llegado hasta aquí con la lectura es digno de mi admiración!), pero me entusiasmo mucho con todo lo que dice Rachel Zoe.
Mil gracias por pasar, un beso para todos y hasta muy pronto!!!!!!


Joy Bryant y Rachel Zoe: clienta y estilista

12 comentarios:

El Marques deco dijo...

Yo sí lo seguí hsata el final.
Muy bueno por cierto! copadisimo el blog.
Te mando un gran salu2 blogeril.
Laureano

matichica dijo...

Valió la pena esperar un post tuyo porque este la rompió, Marian!!! Cuánta info, es como apra guardarlo y consultarlo antes de un evento... Me sentí identificada con eso de sentirte en la red carpet más allá de los demás, lo practico a diario... Siempre me arreglo y me gusta que lo reconozcan... los tips, geniales!
Un besito, amiga... Ah, ya te sigue el marqués... un referente en cuanto a diseño y ambientación se refiere!

audrey73 dijo...

Mil gracias Laureano y Mati por pasar y comentar! Un placer que Laureano haya leido mis posts, ya vi uno de sus trabajos de ambientación en un bar de La Plata y casi me muero, fabuloso. Mati, te estuve siguiendo toda la semana pero no comenté... Esta noche me pongo al día!! Quedé realmente impactada con tu presentación en el programa de Nequi, estuviste maravillosa! Este post de Rachel Zoe fue arduo, me llevó dos días (por eso quedó con fecha del martes, aunque lo publiqué hoy jueves). Siento la necesidad de trasmitir el mensaje de Rachel porque este libro no fue editado en Argentina, y tendría que ver si existe versión en castellano (quizás las lectoras españolas nos sepan decir). Espero estar trasmitiendo las enseñanzas de Rachel con respeto y con claridad, dejando siempre asentado que todo lo expresado es fruto de la genialidad de Rachel, yo sólo lo traduzco al castellano. Un beso para los dos y gracias!!!!

Conee dijo...

Muy buen post! me encantaron los cometarios y las citas del libro de rachel.
Un beso enorme

Solcito dijo...

Como no voy a leerlo entero! geniales los consejos y mejores aún con tu perspectiva incluida

Yo, tipica leonina, casi siempre voy overdressed.. y teniendo en cuenta que no vivo en una gran capital como BA, es fácil estar overdressed, creeme :)

Besotes querida!

matichica dijo...

Lo estás haciendo genial, Marian... Rachel habla a través de tus post! Gracias, linda! Un besito

audrey73 dijo...

Gracias chicas! Me hiciste reír Solcito con lo de "overdressed" en Bahía Blanca... Y que suerte que encontré gente a la que le pasa lo mismo que a mí. Bueno, podemos pensar que el "overdressed" es un estilo, como el boho-chic, el ladylike, el glam-rock o lo que fuere, no? Beso grande para Conee, Mat y Solcito.

anitalorileira dijo...

Marian!!

Hace mil que no te comento (cero tiempo!!)

Impresionante el post de hoy!!

Adoro toda la data que pasas de ese libro...

A mi me pasa lo mismo, me gusta andar impecable, peinada y maquillada y uso mucho vestidos y faldas y zapatos y a veces se me quedan medio chan!

Con lo lindo que es estar arreglado por el simple hecho de verse lindo!!

Te mando un beso enorme!!

=)

Natalia Schump dijo...

hola MAru!! vos sabes que adoro a Rachel, y estos consejos nos vienen al pelo sobre todo cuando no nos sentimos tan bien frente al espejo, a mi tambien me encanta andar arreglada, aunque vaya a la verduleria!! me hace sentir bien veme bien. EL 02/09 fue el cumple de Rachel, todavia no le compre el regalo ;=).que pedazo de post!! te felicito, un gran trabajo.Un beso.

Sol dijo...

Hola Mariana! Felicitaciones por este post! es excelente =)Coincido con Mati que este post es para ser consultado antes de algún evento.

Te cuento que a mi me encanta estar de punta en blanco, como diría mi abuela, para ocaciones especiales.

Este fin de semana tuve una fiesta de cumpleaños y seguí los consejos de Raquel que compartiste con nosotr@s es este post... y me sentí una reina =D

Besos!

audrey73 dijo...

Gracias chicas por escribirme!!! me encanta encontrarme con gente a la que le gusta arreglarse siempre. Es una forma de querernos a nosotras mismas, no? Y también de respetar a los demás, aunque suene tonto. Sí, es verdad, Rachel acaba de cumplir 39!!! Me encantó Sol que hayas seguido los consejos de Rachel para ir al cumpleaños el otro día. Eso da mi tarea por cumplida y me incentiva mucho!!! Un beso para todas!

Natalia Schump dijo...

hola Maru, me olvide de decirte algo en mi comentario (me acorde 10 dias despues, jeje)con respecto a "la camara no miente" me hizo acordar a la peli "Clueless" te acordas? que las chicas se tomaban fotos con la Polaroid en los probadores? la frase era "I don't rely on mirrors so I always take polaroids" . Que linda pelicula, me encanta!! estaba mi querida Brittany. Bueno, te queria decir eso nada mas. Un beso.