miércoles, 24 de noviembre de 2010

Has recorrido un largo camino, mujer: nosotras y las carteras

Fotos:

Carteras propias





Hubo un tiempo que fue hermoso, en el que las mujeres usábamos diariamente carteras chicas, como estos ejemplares de la década del '20/'30 (la de rafia) y de los '60 (la color habano). Si se dan una vuelta por San Telmo (Buenos Aires), se van a encontrar con varios de estos ejemplares, y a precios accesibles.




Tiempos remotos en los que las mujeres nos arreglábamos con poco espacio (no existía la blackberry, ni salíamos cargadas con cosméticos, ni con un manojo de llaves inmenso, ni con botellita de agua mineral, ni con las calzas para el gimnasio ni con linterna por si nos cortaban la luz).


Aquí dos ejemplares de los años '30. En esos tiempos las carteras colgaban de nuestro brazo gracias a una cadenita muuuuuuuuuy finita... Qué llevarían las señoras en sus bolsos por aquel entonces? Un pañuelito de tela bordada, quizás algo de dinero, una llave y, las más coquetas, color para los labios. No creo que mucho más que eso. Tal vez las maestras usaran algún tipo de portafolios para sus papeles.









Ejemplar de la década del '40: a medida que avanzamos en la línea cronológica, las carteras se agrandan. Y claro: la mujer empieza a trabajar fuera de casa y necesita llevar más cosas para pasar el día. Además, la industria del consumo empieza a crecer, y a medida que promediamos el siglo XX surgen otros artículos de necesidad básica para nosotras (quizás alguna crema de manos, imprescindible para las secretarias que se la pasaban todo el día tecleando en las máquinas de escribir. Además, seguramente muchas mujeres llevarían libros en sus carteras para leer durante el viaje al trabajo o durante la hora de almuerzo).




Aquí hago una parada especial: este hermoso ejemplar de los '50 pertenece a la línea Pullman de Hermes, que se discontinuó en los '70. Según la gente de Decades, estas carteras son muy buscadas hoy por coleccionistas. Si bien tenían un ancho y un alto considerables (32cm x 22 cm, aproximadamente), eran carteras angostas, como se puede apreciar en la segunda foto.










De la década de los excesos totales, los '80, tenemos esta icónica carterita de Hermes, llamada Constance. Seguro que habrán visto muchas versiones de este clásico, no? Probablemente en los '80 esta cartera pequeña se usaría más para los fines de semana. Si mi memoria no me falla, en los '80 ya aparecieron los bolsos grandes o, como vemos en las revistas extranjeras, las tote bags. Y bueno, estamos en la era de la "Secretaria Ejecutiva" y de "Flashdance", ya son necesarias varias cosas para pasar el día fuera de casa: no sólo nos tiene ocupadas el trabajo, sino también la facultad y actividades extras como alguna actividad física o clases de idioma.






Y así fueron pasando los años, y hoy, en pleno siglo XXI, es común que nos encuentren apuradas por la calle con bolsos grandes como este:



Versión local de la "Alexa bag" de Mulberry que tiene la marca argentina Blaqué. Viene en este camel, en negro y en tiza (imitación cuero). Gracias a Solcito de "Discípula" que la descubrió hace un tiempo y nos contó sobre un descuento que estaba haciendo la marca. Solcito la tiene en negro: http://http//makeoverdeplacard-discipula.blogspot.com/2010/11/mi-clon-recesionista-alexa-mulberry.html. Y también gracias a Kathy de "Cosas de Lady Diva", que también mencionó esta cartera en su blog: http://modargenta.blogspot.com/



O como este:



Cartera de Tropea de hace algunas temporadas.






Esta cartera roja es tan grande que hasta podría usarla de bolsa de dormir... Y qué llevamos las mujeres de hoy dentro de estas enoooooormes carteras? Bueno, ese es un secreto que llevamos a cuestas y que no queremos compartir... Lo único que sé es que cuanto más grande la cartera, más ponemos dentro y más le exigimos a la espalda.
Volveremos a esos tiempos hermosos en los que nos arreglábamos con un bolso diminuto? No creo: las mujeres estamos en constante evolución... No les parece?

Un beso para todas las amantes de las carteras y mil gracias por pasar!!!!

12 comentarios:

matichica dijo...

Guau, Marian... qué bellezas! un recorrido hermoso por el pasado y el presente de la mano de un accesorio indispensable como la cartera. Gracias por tanta belleza!
Besitos:>

KATHY dijo...

ahhh linda!!! compraste tambien?
bueno..voy hacer la 2 entrega de las blogges y sus alexa
me envias un mail con una fotito?
besos

Mara dijo...

Amo las carteras vintage,las que mostras en la nota estan barbaras!!!besos!!!!

audrey73 dijo...

Gracias chicas por pasar!!!! Muy bienvenida Mara. Como no Kathy, te mando una foto con mi clon de la Alexa. Beso!!!

Styling Buenos Aires dijo...

divino post! lo que mas adoro son las carteras. Y si, cada vez que voy a san telmo vuelvo loca de tantas bellezas que encuentro. Saludos!

WWW.ESTILOSOBUENOSAIRES.BLOGSPOT.COM

fernanda dijo...

que hermosas!
hace unos minutos vino mi prima y me ofrecio ayuda para ordenarlas
es muy linda!
pero la verdad las mas pequeñas no son lo mio , yo uso las mas grandes ...es una cartera llevando a fernanda
besos♥

princesa jazmin dijo...

Fantástica la forma en que describiste a través de las carteras la evolución de la mujer a través de las décadas. Simple y bonito.
Concuerdo totalmente con tu visión del porqué se fueron agrandando cada vez más.
Aunque las carteritas pequeñas de las décadas de oro eran preciosas, eran casi como una joya más no como esos bolsos grandototes, que los hay horribles. Mi abuela hasta muy entrada en edad cada vez que salía llevaba su carterita de cuero, parecida a las de las fotos.
Hermoso post, Mariana.
Besitos!

Natalia Schump dijo...

hola Maru, adoro las carteritas pequeñas, tengo varias que me gustan y las compre sabiendo que no las voy a usar, sólo para tenerlas en mi placard!!...me gustaría no tener que llevar tantas cosas =)
Me pasa que siempre veo carteritas re lindas y a buen precio y no me las compro por esa razón: no me entra nada!!!Mirá que con el tiempo fui reduciendo la cantidad de cosas que llevo en una cartera y así empecé a usar carteras mas chicas, pero hay cosas que son imprescindibles!! Muy lindo tu post, que lindas las fotos que te sacaste!! buen finde

Solcito dijo...

Que lujo este post, Marian! mil gracias por el link, y como siempre un verdadero placer visitar tu blog, vengo de deleitarme con las fotos de los niños en blanco y negro... cuanta belleza y qué bien hace al alma!

beso enorme

audrey73 dijo...

Mil gracias por los comentarios, chicas. Es verdad: las carteras chiquitas una las compra más como joyas de colección, luego en la realidad es difícil usarlas. Por eso los clutchs son obritas de arte fascinantes, pero para poner el celu y listo. Un beso para todas y nuevamente agradecida por sus comentarios.

Di dijo...

Hola! de esa cartera Pullman de Hermes, existirá alguna imitación... me parece haber visto alguna caminando por la calle Murillo, pero no sé si será la misma. Besos.

audrey73 dijo...

Hola Di!!! Seguramente habrá imitaciones de la Pullman de Hermes, sobre todo en casas que venden artículos de cuero. Todo lo de Hermes debe haber sido copiado a esta altura. Un beso!