jueves, 9 de junio de 2011

Especial de moda en la era victoriana: la joyería

Fotos y fuentes de información: Victoriana, The Jewel Museum, Extasia, Morning Glory Antiques and Jewelry. Las fotos se usan puramente como ilustración del período victoriano, sin ninguna otra intención.


Hola amigos, cómo están? Investigando para este post, descubrí que en alguna de mis vidas anteriores debo haber pertenecido a la sociedad victoriana, ya que la joyería que verán a continuación realmente me hace delirar. Y para mi sorpresa me enteré de que en esta época se usaban los anillos y brazaletes con forma de serpiente (mi debilidad), como símbolo de eternidad y de unión entre dos personas.

Como les contaba aquí, el período victoriano comenzó en 1837 al ser coronada Victoria como reina de Imperio Británico, y finalizó en 1901, con la muerte de la monarca. Victoria adoraba las joyas, hasta tal punto que ellas las diseñaba, las usaba (obvio!) y las regalaba. Mucha de la joyería de aquel entonces seguía las tendencias impuestas por la misma reina. Incluso, al morir su adorado marido, Albert, en 1861, la reina inició un luto que duraría hasta su muerte: ese luto incluía joyas negras, realizadas en azabache.

Ahora bien, la joya por excelencia de este período fue el camafeo (chusmear aquí), que se hacía con lava, con caparazón marina, coral o malaquita. Se usaba como broche, en anillos, aros, collares y brazaletes, y por lo general lo compraban las clases altas de la sociedad victoriana cuando viajaban a Italia y a Grecia. Las figuras se esculpían sobre una base de oro o de plata.







Otro motivo muy común en la época fue el corazón, el cual, por supuesto, estaba asociado con el amor, y era el regalo perfecto de un señor a su enamorada. La joyería se trabajaba en oro y en plata y se grababa a mano.




Pin para enamorados...


Este es el dije-cajita que yo les mencioné aquí para guardar la foto del ser amado, algo muy común en la época. Hoy los tenemos en la pantalla del celular!!!!



Los dos brazaletes de oro a continuación me quitan el sueño... A ustedes no? Qué maravillas...





Un pin corazón con un falso zafiro.




Otra de las tendencias que impuso la reina Victoria son los dijes o "charms" en los brazaletes y collares.





El esmaltado fue otra de las técnicas empleadas en la época. Tengamos en cuenta que gracias a la Revolución Industrial surgieron varias técnicas para aplicar a la joyería, las cuales la hacían un poco más accesible. Ya no sólo la nobleza usaba joyas, sino también los ricos mercaderes.






Me cuesta creer que este magnífico collar con paisanos esmaltados sea victoriano... Pero así lo encontré en un sitio con autoridad sobre el tema. Es para delirar...




Y, cómo van hasta aquí? Yo estoy a punto de desmayarme ante tanta belleza... Como venimos viendo hasta ahora, algo que caracterizó a la joyería de este período es lo figurativo. Además de usarse piedras preciosas (a partir de 1870 se puso muy de moda el diamante para los anillos de compromiso, costumbre que sigue hasta nuestros días, no?), también se usaban piedras no preciosas y metales manufacturados.

Como les contaba, a causa de sus 40 años de luto, la reina vestía de negro y usaba joyas negras, es así que comenzaron a fabricarse en azabache (una especie de carbón fósil). Aquí vemos una reproducción de un par de aros, realmente magníficos.






Una técnica muy popular e increíble a partir de mediados del siglo XIX para joyería se basaba en pelo humano como principal elemento. Así como lo leen: pelo humano. Como si de un tejido se tratara, las señoras victorianas se pasaban el rato cosiendo y trenzando cabellos, a partir de los cuales hacían brazaletes, collares, anillos, broches, carteras, botellitas para esencias, entre muchas otras cosas de uso doméstico. Usaban el cabello de sus seres queridos para estos menesteres, y luego les regalaban el producto final como símbolo de su amor. Increíble, no?

Miren lo que es este brazalete de cabellos y oro con forma de serpiente... No lo puedo creer. Da un poquito de impresión saber que el material es humano, no?





Broche con trama de pelo.



Y para cerrar, quería mostrarles unos brazaletes estupendos que llamaron mi atención por tener esculpida una hebilla de cinturón... No sé a qué se debe, no encontré el motivo, pero me parecieron adorables y muy actuales.






¿Qué les pareció el recorrido? ¿No se enamoraron de las piezas? Yo usaría todas, incluso las de pelo!!! Les juro que la moda de esta época me está causando una cálida fascinación... Espero poder transmitirla en cada post.

Que tengan un hermoso fin de semana, mil gracias por tomarse el tiempo de pasar y leer, un beso y hasta el lunes!!!!

10 comentarios:

Dingo dijo...

hola Maru, adoro la época victoriana!es inspiración para la vestimenta y accesorios góthicos =).
Me encanta "lo barroco"lo cargado, lo que tiene gran trabajo.No tenía ni idea lo del pelo, a mí no me da impresión porque no tuivieron que sacrificar nada para obtenerlo, distinto a lo que pasaría si fuera piel animal no?
Que curiosos los "mini-cintitos", actualmente se usan un montón al igual que los camafeos con perfiles femeninos y esas cadenas con dijes, no te recuerdan a Tiffany's?
divino tu post como siempre amiga!!!
un besote

princesa jazmin dijo...

El detalle sobre las joyas hechas de cabello las conocía, sí,qué particular, verdad? aunque sinceramente nunca había visto una de verdad, los broches eran algo que las damas llevaban muchísimo también.
Y en el cabello también solían lucir joyas, aunque las más humildes sólo usaban flores naturales.Como pulseras también, no sé cómo las trenzaban tan bien.
Todas las joyas son enloquecedoras, simplemente de no creer, los brazaletes con dijes!!
Otra que me gusta mucho son esos collares de cintas anchas de terciopelo con un camafeo en el centro, resaltaban mucho el escote de las damas.
Preciosa entrada, querida amiga, es increíble lo actuales que resultan estas bellezas, no?
Gracias por todo esto, lo disfruté mucho-mucho.
Un beso!
Jazmín.

Lady Bug dijo...

Expectante por que continuaras con la época que también amo. Claro que lo mío es la literatura y uno de mis favoritos es Madame Bovary, precisamente por que su realismo se interna en vestuario, joyas y moda. Simplemente no puedo juzgar a la protagonista por que creo que también hubiera sucumbido frente a las tendencias de la época…
Me hiciste recordar el collar de azabache que me regaló mi abuela (perteneció a su abuela), puede que me inspiré en la época para diseñarme algo...SALUDOS!!

Kathya Stryzak dijo...

Buen dia!!! siii..estas joyas son un lujo!!
divinas!!

Natalia Schump dijo...

hola Maru!! mirá que gracioso lo que pasó, el primer comentario con el user "Dingo" soy yo!! jeje, estaba conectada con el nombre de Diego de Blogger y ni me di cuenta!!! que plato!!!
te mando un besote, que tengas muy buen finde!!
Nati.

audrey73 dijo...

Hola chicas, mil gracias por pasar. Sí Nati, ya me había dado cuenta que Dingo eras vos!!!! Lady Bug, un honor que estés a la espera de estos posts. Y también adoro Madame Bovary. La estudié cuando cursé Literatura Francesa en la facultad, un placer leerla. Gracias por toda la info Jazmín, siempre atenta a los detalles. Un beso para todas!!!!

matichica dijo...

Hola, Marian! Tengo un dato para vos... Hay una mini-serie llamada de the red petal and the withe, ambientada en la época victoriana... Te va a encantar. Nosotros la bajamos de www.unsoloclic.info (buscar en miniseries)es como las obras de Dickens, y la moda, un flash!
Yendo al psot, sabé que somos dos las victorianas... Adoro los camafeos...
Besitos, linda:>

Dorothy Vallens dijo...

Marian, es todo genial! amé las joyas todas! hermosas! los aros de pajaritos, el corazón, todo me lo pondría! muy interesante post, beso!

Aninka Tokos dijo...

Bellisimas estas joyas, me sacaron suspiros casi todas. Las mujeres de esa época brillaban en cada uno de sus detalles.
Besos y buena semana!

El Marques Deco - Laureano dijo...

Ciertamente que nos transmitiste tu fascinación, Amrian, porque el post te salió estupendo...me gustan esas miradas históricas que emprenden en cada uno de ellos.
me gusta porque sos "la" especialista en vintage argentina...
A por más!
Lau