miércoles, 29 de febrero de 2012

Morochas argentinas: año 1925

Fotos: colección personal

 



Hola amigos, cómo están? Me pregunto qué habrá sido de este grupo de chicas de mediados de los años '20... Vaya a saber Dios qué situación ameritó que se juntasen y sacasen esta foto grupal. Quizás estos vestidos fueran simplemente sus atuendos para una tarde de sábado, y hoy, casi 90 años después, los vemos como vestidos formales para una fiesta.

Probablemente no fueran amigas, ya que parecen de edades diferentes, sino quizás primas. Tal vez primas de la ciudad visitando a sus parientes de algún pueblo del interior de la Argentina. Sin dudas es un día caluroso (en ese momento se usaban las medias de seda todo el año), y hasta puedo oler el perfume de las plantas de jazmín en el jardín, y sentir un sol menos nocivo que el que nos abrasa en pleno siglo XXI.






Estuve en San Telmo el domingo, y encontré estas fotos del año 1925 impresas en tarjetas postales. Detrás de las fotos, dice "Tarjeta Postal - Unión Universal de Correos (Carte postale - Union Postale Universelle)", lo que me hace pensar que estas postales se mandaban a Italia. Y en dos de ellas, se lee en lápiz "Susana, 1925".  




Estimo que Susana es esta simpática morocha que vemos sobre la arena, que lleva un brazalete oscuro en un lugar poco común del brazo. "Pero Susi, qué hacés con la pulsera ahí arriba?", le habrán preguntado sus amigas. "Ay chicas, está muy de moda en París... No leyeron la última Para Ti?". 





Esta chica aparece en cuatro de las fotos. Difícil calcularle la edad, porque desde nuestro presente, todas parecen grandes. Pero por lo que vemos, le encantaba posar para la cámara. Y mirando con lupa, llego a verle una alianza en su dedo anular. Quizás fuera ella misma la que despachara por correo estas tarjetas postales con su foto… Quién sabe. Quién sabe si uno de sus poemas favoritos no fuera “Dolor”, de Alfonsina Storni, publicado en 1925:

Quisiera esta tarde divina de octubre/ Pasear por la orilla lejana del mar;/ Que la arena de oro, y las aguas verdes, / Y los cielos puros me vieran pasar./ Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera, / Como una romana, para concordar/ Con las grandes olas, y las rocas muertas/ Y las anchas playas que ciñen el mar. […] Perder la mirada, distraídamente,/ Perderla y que nunca la vuelva a encontrar;/ Y figura erguida, entre cielo y playa,/ Sentirme el olvido perenne del mar.   






Desde ya que la moda y los peinados de las fotos gritan años ’20 a los cuatro vientos, década a la que le rinden un tierno homenaje las dos películas más ganadoras de los premios Oscars este año: The Artist y Hugo. Una década que, como algunos ya saben, es una de las favoritas de este blog. Sin dudas, en alguna vida anterior, viví por aquellos años. Todo me resulta tan conocido por momentos…

Le dedico este post a este grupo de señoritas o señoras que tan bien hicieron en retratar su momento, sin imaginarse que casi 90 años después, una chica porteña amante del vintage encontraría estas imágenes, apretadísimas y llenas de polvo, en una caja de zapatos, en un pequeño local de antigüedades del barrio de San Telmo.

Muy bien amigos, espero que les haya gustado este viaje a través de imágenes de época. Les cuento que de mi visita a San Telmo traje más material gráfico que les iré mostrando de a poco, de los ’30 y de los ’40.

Muy contenta por los Oscars que se llevó The Artist (que estaba cabeza a cabeza con la  hermosa Hugo, de Martin Scorsese). Les dejo un beso enorme, hasta el viernes!!!!!

8 comentarios:

Natalia Schump dijo...

uy Mari que tesoros esas fotos! y que bien conservadas están! no es fácil encontrar fotos de aquel entonces, creo que la gente no se tomaba muchas fotografías por el costo que exigían no?
Una vez con mi marido compramos algunas fotos en La Casa del Teatro, pero eran más para acá, de los 70's.Son grandes tesoros realmente, muy lindo tu post =)

Dorothy Vallens dijo...

hola Marian! que lindo lo que te imaginaste y escribiste, a mi me pasa lo mismo con los 50´s, no es una locura que uno se identifique tanto con algo que supuestamente no vivió? es para volverse loco y creer en vidas pasadas? jajaj. Me encantan las medias de seda, si hubiera te juro que las usaría! En fin, divino y meláncolico post con ese poema de Alfonsina. Lo que me da pena es que la familia de estas morochas argentinas no quiso conservar las fotos, o no pudieron, andá a saber. Que habrá pasado?
Todavia no vi ninguna de las dos pelis de los Oscars, pero tengo muchas ganas!
Besos Marian!

El Marques deco y ambientaciones dijo...

Hermosas fotos...una vez encontré una caja tirada...y no la levanté...con esas fotos...
Lástima, te hubieran ido de maravillas.
besos
Lau

La Ninia Vreeland dijo...

Hola Audrey!
Que geniales fotos! La referencia postal que describís es francesa, y me parece que en la última foto está en Mar del Plata, porque la edificación es igual a la Rambla Francesa que se demolió en 1939, y además atrás se ven las patas de un asiento, iguales a la del clásico sillón de mimbre marplatense...
Capaz que es, no? Lo loco es que la poesía de Alfonsina que citás fue escrita en Mar del Plata también...
Me encantó el post, nunca comento de vaga, pero te leo siempre.
Saludos, que sigan los posts!

Anónimo dijo...

Adoro las fotos viejas... Qué lindo todo lo que te inspiraron estas morochas!!!
Admiro con toda mi alma a Alfonsina Storni. Es para mí un ejemplo de mujer, en una época en que era muy difícil abrirse paso sin un hombre al lado, como lo hizo ella. Talentosa, inteligente, trabajó en diarios y revistas -ámbitos exclusivamente masculinos por esas épocas-, luchadora y madre. Gracias por mencionarla.
Vilda

audrey73 dijo...

Mil gracias por pasar y por sus cálidos comentarios, chicos. Es verdad, la fotografía en ese momento no estaba al alcance de todo el mundo, y muchas veces había que ir hasta el estudio del fotógrafo para hacerse un retrato (se seguía haciendo en los '60). Así es Dorothy querida, yo pensé lo mismo: qué lástima que la familia de estas chicas vendió las fotos por chaucha y palito... Para mí son tesoros, y no ocupan mucho lugar. Excelente todo lo que me decís Ninia Vreeland, y lamento haber confundido el francés con el italiano! Qué error de mi parte! Es verdad, la última foto fue tomada en Mar del Plata, ciudad que asociamos inevitablemente con Alfonsina. Un beso enorme para todos, y gracias otra vez!

audrey73 dijo...

Hola Vilda. Yo también soy una gran admiradora de Alfonsina Storni, y estoy preparando un post sobre ella. Su último poema, VOY A DORMIR, me conmueve hasta las lágrimas cada vez que lo leo. Un beso y gracias!

V Oga dijo...

Hola Marian!
Excelente tu relato. Me dejó pensando tu post. Qué cosa que esas fotos fueron tomadas especialmente para alguien puntual. Eran únicas. Y hoy están en manos de alguien que no sabe quiénes fueron pero que siente que vivió en aquella época.
Qué diferencia con el presente, donde contamos con dispositivos que saca no sé cuántas fotos por segundo y el 99.9% van a parar al olvido (o a la papelera de reciclaje).
Nada. Me inspiró ese contraste.

Beso grande!
V.