miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sex symbol vintage: Vikki Dougan


Hola amigos, cómo están? Este extraño oficio de ser supuestamente "vedette" y hacerse famosa por protagonizar escándalos mediáticos y por mostrar los "atributos femeninos" no es nuevo, hay algunos antecedentes, aunque creo que el fenómeno nunca debe haber sido tan aterrador como en la actualidad.

En los años '50, EEUU tuvo a la pin-up y actriz Vikki Dougan (nacida en Brooklyn, en 1929). Una belleza real pero que aspiraba a más, mucho más.





Comenzó como modelo en su adolescencia, y su sex-appeal le valió varias portadas y espacio en las revistas del corazón, además de muchos romances. Pero su marca registrada fue...





La espalda!!! Mostrarla hasta el punto en el que empiezan las nalgas, así como leen (aunque hoy parezca una pavada)!!!





Se trató de una estrategia publicitaria para llamar la atención: mostrarse en público con vestidos super escotados en la espalda. Sexy? Transgresora? Pionera? Como se imaginarán, en plena pacatería de los años '50, este detalle en los vestidos de Vikki no pasó inadvertido.










Por supuesto que la meta de Vikki era llegar a Hollywood y convertirse en una actriz reconocida, pero sus participaciones en cine fueron escasas, y con papeles secundarios. Es más, este berretín de usar vestidos sin espalda era rechazado por cierto sector hollywoodense... 




Su apodo fue "The Back" (La Espalda), y en plenos '50, un grupo llamado "The Limeliters" le dedicó una canción que hacía referencia a esta parte tan sensual de Vikki.





Su excentricidad y agallas la llevaron a aparecer en un evento para publicistas, en octubre de 1957, como Lady Godiva, sobre un caballo de utiliería. 





Ya para 1960, sus tiempos de vestidos sin espalda habían llegado a su fin, y sobre ello declaraba. "Fue un error. Seguí el consejo de un publicista y todos pensaron que yo era una idiota. Todos se olvidaron de que hice una buena interpretación en 'The Great Man'"...

En 1964, la revista "Cavalier" publicó fotos de Vicki desnuda, y ella terminó demandándolos porque supuestamente esas fotos habían sido tomadas para "Playboy", y "Cavalier" las había publicado sin el consentimiento de la actriz...







Quizás no haya sido justa al comparar tan livianamente el fenómeno Vikki "The Back" Dougan con el de las vedettes argentinas que pululan por los programas de espectáculos, ya que Vikki se atrevió a todo esto en los años '50, una década con muchas restricciones morales y con poco margen para la transgresión. Además, Vikki era linda de verdad, sin artificios, y con unas curvas de vértigo realmente envidiables. No cualquiera resiste la postura de un vestido apretadísimo y sin espalda! De todas formas, hay que entender el fenómeno de esta sex-symbol en su contexto.

Muy bien amigos, espero que les haya gustado el post de hoy. Para mí fue un placer escribirlo. Les dejo un beso y los espero el viernes con más "Sensación Vintage".  

6 comentarios:

Gumpirola dijo...

Me gusto mucho la entrada. La época en la que vivimos, donde las mujeres tenemos la libertad de vestirnos como queramos, a veces se nos olvida que para usar lo que se llevamos, alguien tuvo que transgredir las normas, y sí, aunque ahora parezca que llevar un escote de espalda tan bajo es "común" en aquella época debió ser muy atrevido. Saludos

matichica dijo...

Genialísimo post! Desconocía a este mujer por completo. Una diosa! Con el look de vestidos sirena sin espalda me recuerda a Sofía Vergara; eso sí que es saber aprovechar las curvas, eh...
Adhiero a tu reflexión final, las vedetongas de hoy no inventaron nada y se pasan de ordinarias.
Besitos, Marian:>

mariana dijo...

Era muy parecida a Liz Taylor...

Dorothy Vallens dijo...

hola! regreso con los comentarios! que divina mujer! una mezcla de Audrey con Liz Taylor, tal cual lo dice el coment de Mariana.
Recuerdo el vestido de Marilyn, dorado, hecho a medida, con eescote en la espalda, pero Vikki fue la pìonera entonces? lo de las vedetongas de acá, es tremendo, sobre todo por el modelo de belleza que venden! horror...
abrazo Marian!

Evelyna Callegari dijo...

Una sirena!!!

princesa jazmin dijo...

Hace tiempo que no te visitaba, qué suerte que volviste al universo blogger! no conocía a esta mujer que hoy nos presentas, una historia muy peculiar. Siempre me llamó la atención los apodos que estaban de moda en el pasado, "el cuerpo","las piernas" en esta caso "la espalda" para referirse a algunas actrices.
Y como bien dices, su estrategia parece algo inocente en nuestros tiempos en que la carne está toda puesta en el asador y ya no queda nada librado a la imaginación.
Será bueno leerte de nuevo.
Besos!
Jazmín.