viernes, 11 de noviembre de 2011

Qué hubiera pasado si Sarah Jessica y Robert...



Hola amigos, cómo están? Hollywood siempre genera parejas que nos hacen suspirar: algunas que perduran a lo largo de los años, otras cortas e intensas, otras escandalosas y otras de las que esperamos más.

Uniendo la temática del blog con este tema del amor en Hollywood, no puedo pasar por alto la pareja que formaron los actores Sarah Jessica Parker y Robert Downey Jr. entre 1984 y 1991. Se acuerdan?




Confieso algo: me hubiera fascinado que esta pareja perdurara. ¿Por qué? Porque es una combinación explosiva de talento y glamour. Se los imaginan hoy -ya convertida Sarah Jessica en un ícono de estilo y Robert en un galán maduro y deseado-, juntos, en alguna alfombra roja? Yo lo pienso y se me pone la piel de gallina...




Cuando se conocieron en el set de filmación de "Firstborn" eran muy jovencitos, sólo 19 años (nacieron con unos pocos días de diferencia, en 1965). Ninguno de los dos era super conocido todavía, quizás un poco más Robert por su padre, el director de cine Robert Downey. Sarah Jessica ya había hecho algunas cosas, por supuesto, pero no sería hasta 1986, con la película "Las chicas sólo quieren divertirse", que se haría más popular. Recuerdo que ese año fuimos con mis compañeras de 7° grado a ver esta peli al cine, y desde ya que Sarah Jessica llamó mi atención por su simpatía y por su perfecto físico de bailarina!




La relación de Sarah Jessica y Robert duró siete años -bastante para Hollywood-, pero lamentablemente se vio afectada por las adicciones del actor, que lo llevaban muchas veces a no respetar sus compromisos laborales. Durante todo este tiempo ella trató de apuntalarlo (cada vez que él desaparecía, ella lo buscaba, lo aseaba, y lo llevaba hasta el teatro o set de filmación), pero no siempre el amor todo lo puede.

Sarah supo desde el comienzo de la relación que Robert sufría de esta enfermedad, e inocentemente pensó que podría ayudarlo, pero estaba equivocada. Ella misma lo reconoció algunos años más tarde.

"Ya ni siquiera estás en una relación romántica. Es como un asunto padre-hijo", declaró Sarah con respecto a todos sus esfuerzos por sacarlo a Robert de la droga y el alcohol.





Enterarme de que Sarah tuvo ese valor y perseverancia siendo tan jovencita, me hace adorarla más de lo que ya la adoro, sin dudas. En 1991, viendo que Robert no lograba rehabilitarse, Sarah decide cortar la relación. Lo que siguió ya es historia conocida.  




Por suerte, actualmente, ambos actores están bárbaros y no paran de cosechar éxitos, y si bien me alegro por ambos, siempre hay una parte en mí que desearía verlos juntos nuevamente, aunque sea en una película... No estaría buenísimo? Seguramente ya habrán recibido ofertas para protagonizar algo juntos, pero habría que ver qué les dicta su conciencia... Y sus representantes!!

Quizás si la pareja no se hubiera disuelto a tiempo, Sarah no hubiera protagonizado Sex & the City y hoy no sería una de nuestras musas. Quizás Robert no nos hubiera conmovido interpretando a Chaplin y hoy no sería "Iron Man". Quién lo sabe, no?  

Bueno amigos, espero que les haya gustado el post y que tengan un excelente fin de semana. Los espero el lunes, no me fallen, un beso para todos!!!

6 comentarios:

Natalia Schump dijo...

que churrete es Robert =)
no es fácil estar al lado de un tipo tan débil y que no toma en serio las responsabilidades, por más famoso y buen mozo que sea, puertas adentro la vida con un tipo así no es color de rosa y si Sarah se quedó tanto tiempo con él es porque le gustaba y quería "rescatarlo" pero se dio cuenta que de las adicciones nunca se sale, miralo ahora, cada vez está peor!! si no fuera porque hace un par de films estaría como Charlie Sheen =(.
El tema de las adicciones da para mucho, yo creo que estos tipos con tantos excesos en el fondo son un tanto miserables, no les importa arruinar su vida ni la de sus afectos y es más facil salir a buscar en la calle que mirar hacia adentro y valorar lo que la vida te da.Todos tenemos problemas, pero no todos nos drogamos no? fijate que generalmente este tipo de parejas nunca progresan, a menos que la mujer esté en la misma, como es el caso de las ex parejas: Kate Moss-Jonnhy Depp, Winona Ryder-Depp, y de Whitney Houston- Bobby Brown ellas también tienen o tenían adicciones. Y sí, Sarah tenía razón, era como cuidar a un hijo, que bueno que lo dejó a tiempo, sino no hubiera existido nunca nuestra amada Carrie!!
besos Mari y buen finde!

Male dijo...

Hola! Que loco si hubieran seguido no? Buen finde!!! Besos

princesa jazmin dijo...

Hola querida amiga, como sabes me he estado desaparecida un tiempo pero, ya volví!!
Adoré este post porque adoro a Robert y me gusta recordar también esas parejitas que no llegaron a prolongarse en el tiempo. Como sabés mi pareja fetiche es Johnny-Winona, tan hermosos los dos y tan perfectos el uno para el otro.
Era gracioso ver que en esa época Robert era muy arriesgado con la moda, de usar volados, pañuelos, era excéntrico y Sarah todavia no llamaba la atención...
Imagino lo difícil que fue para ella porque Robert es tan seductor y encantador que seguro le era fácil lograr que le perdone todo.
Lástima que no son de mostrarse juntos,seria gracioso verlos...sobre todo teniendo en cuenta que ella se casó con el típico chico bueno de Hollywood: Matthew Broderick.
Aunque debo decir que él envejeció de manera sublime, ganó mucho en apostura y estilo.
Gracias por este recuerdo, ya espero otras parejitas.
Un beso.
Jazmin.

matichica dijo...

Me gustaba -mucho- esa pareja... Ella tenía un aire más rocker, y él... Bueno, ya sabemos que es un chico de excesos... No me gusta juzgar ni levantar el dedito acusador; tampoco me interesa meterme en su vida, c/u lidia con sus mambos como puede...
Creo que antes de Carrie, la carrera de SJP iba para otro lado y el volantazo le trajo un nuevo amor... Bien por ella que lo supo aprovechar... Genial el post, as usual, MArian!
Abrazo:>

Anónimo dijo...

Me encanta rdj. Que bien que ya haya dejado las drogas y regresado al cine. Muy buen post. Me encanta la 1 foto.

Amaya dijo...

Robert siempre fue un bombón y ella era la típica gringuita, con el tiempo, ambos maduraron físicamente de forma estupenda, él es un actorazo (Chaplin), ella es bastante mediocre como actriz, ya en el verano de su vida se volvió famosa por la serie televisiva que la mayoría conoce, pero hasta ahí era charlatana como actriz, bien por ella que dejó su codependencia y se casó con un hombre aparentemente sano y Robert que positivo que está rehabilitado, así es la vida, nada ni nadie es permanente.